eSports

League of Legends: Rift Rivals 2018 se quedó en Brasil

Sebastereo

Este domingo 8 de julio se vivió la intensa final de Rift Rivals 2018 entre Latinoamérica Sur (LAS) y el Circuito Brasileño de LoL (CBLOL). Una serie al mejor de 5 partidos (BO5) tomaron lugar en los estudios de Riot Games de Brasil donde el codiciado trofeo y el derecho a presumir quedó en manos de los locales.

Calentando la arena

Todo comenzó a las 16.00 horas donde KEYD (CBLOL) se midió contra Rebirth Esports (LAS). La primera sangre se la llevó KEYD recién a los 18 minutos. Después de 40 minutos, el equipo brasileño de KEYD se impuso ante un Rebirth un poco tímido que intentó esperar el late, pero la mala decisión de perseguir a la escuadra local terminó por sepultar el esfuerzo del fénix, que se sentaría a esperar lo que KLG pudiese hacer durante el segundo match y tercer match de la llave.

Juliostito, analista en esta final, declaró: “A Rebirth le faltó proponer un poco más, no puede ser que estés haciendo un avance dividido en bot, te gankeen y tu equipo no vaya a ayudarte. Además siento que le faltó un poco más valentía y asertividad para enfrentar a KEYD que, en papel, se veía un equipo de menor categoría”.

Kaos Latin Gamers (LAS) inició un segundo juego intentando buscar pick ups claves, pero Kabum Esports (CBLOL), con un Zed en manos de dyNquedo y un Ezreal bajo el mando de Titán, lograron conseguir una amplia ventaja. Una diferencia de 6 torres y 10000 de oro lograron conquistar al rinoceronte de la CLS. La partida solo duró 29 minutos y KBM logra una victoria que los ponía a un paso de llevarse, nuevamente, otra edición de Rift Rivals 2018.

KLG volvería al teclado para una tercera partida ante KEYD, e intentar dar vuelta un complicado marcador y darle a la región una luz de esperanza. KEYD, que derrotó a Rebirth en el primer match, no pudo ante la supremacía del rinoceronte: Kaos Latin Gamers vence, en cómodos 25 minutos, el equipo carioca forzando una cuarta partida.

El último encuentro

El cuarto match enfrentó a Rebirth y Kabum. Comenzó viento en popa para el fénix, con un Warangelus (Yasuo) y un Rod (Nocturne) que prometían dominar y asegurar el triunfo. La primera, segunda y tercera kill se las llevaba Rebirth en los primeros 8 minutos de juego, lo que hizo pensar que aún había esperanzas para la región. Todo cambiaría al minuto siguiente ya que, en una disputa por un dragón de las nubes y también en una serie de indecisiones de RBT, Kabum terminaría empatando el marcador 3 a 3. El minuto 13 estuvo marcado por la superioridad táctica de Kabum; Warangelus, muy lejos de sus compañeros, decide arremeter contra 3 miembros de la escuadra brasileña, secundado por el teleport de Rakyz, quien intentó todo por ayudar a su equipo. Rod vio la oportunidad de ir tras Titán (Draven) y se encontró con la férrea defensa de Riyev (Tahm Kench) quien opacó numerosas intenciones de ataques del fénix. Rakyz intentó escapar por el río y se topa de frente con Zantins (Mundo), lo que genera otra pérdida importante para el equipo. El marcador, en 13 minutos de juego, sería de 5 – 3 a favor de KBM.

A los 16 minutos y en otra disputa por un objetivo clave, el Heraldo, Rebirth se encontró con el sólido planteamiento del equipo brasileño que no tan solo se llevaron este beneficio, sino que también aumentaron su cuenta de asesinatos a 9, contra 4 de RBT. El minuto 21 de la partida estuvo marcado por otra pelea de equipos por el objetivo más importante de la Grieta: el Barón Nashor. Kabum lo inicia con plena confianza de los ítems que tenía por sobre RBT, pero con lo que no contaron fue con Rakyz, Rod y Wara; poniéndole daño a la ecuación. Esto generó que el fénix no tan solo lograra hacerse de este objetivo valioso, sino que también igualar el marcador a 9 asesinatos e incluso, ponerse arriba en 6 torres contra 3 de KBM.

En el minuto 25, Rakyz intentaría llegar al carril superior, donde el resto del equipo pretendía asediar el primer inhibidor, pero se topó de frente con Kabum, y Rebirth pierde, en ese momento, a una pieza clave para el equipo. En los 4 minutos siguientes, Rebirth seguiría intentando aumentar la presión por el carril superior, con un Warangelus completamente enfocado en destruir el inhibidor, pero el mal posicionamiento del resto del equipo y la anticipación de la escuadra brasileña, derrumbaron todas las intenciones del fénix. Lukasnegro (Gnar) fue el único sobreviviente de la masacre, quien tuvo que tomar palco para ver cómo sus compañeros eran masacrados. Seguido de esto, KBM se lleva el segundo Barón. 

Las torres comenzaron a caer una a una y, con la creciente presión en el carril inferior, Rebirth intentó un último combate donde Rod y Lukasnegro buscaron cazar a Titán (Draven), lo que fue rápidamente contrarrestado por Kabum, generando el exterminio de la escuadra de la CLS. A los 33 minutos, con 19 muertes favor, 7 mil de oro de diferencia y una solidez táctica, Kabum cierra el cuarto y último juego consagrando nuevamente a Brasil como campeón del Rift Rivals 2018.

Si te perdiste la última gran batalla o la quieres revivir, puedes verla acá (en portugués):

Así termina una de las competencias más esperadas por la fanaticada, una competencia que será la última antes de la fusión de las regiones durante el 2019. Kaos Latin Gamers y Rebirth Esports llevaron el estandarte por LAS en esta competencia, y pese a no conseguir el triunfo, para ambos equipos fue una gran experiencia que los hará crecer y perfeccionarse para próximas competencias. No olvidar que KLG y RBT regresan a Chile para continuar con la CLS, que retoma su rumbo este 14 de julio.

 

Fotos cortesía de Riot Games

Temas
eSportsleague of legendsRift Rivals
chat_bubble_outlineMostrar comentarioskeyboard_arrow_down
Hoy en Doblepunto