¡Hola, amigos de Reviú! Hemos unido fuerzas con 8Gigas y ahora somos Doblepunto.
ComputadoresFuturo

Hace 30 años los chilenos le tenían miedo a los computadores

José Ignacio Stark

Cuesta creer que en uno de los países que lideró la penetración de redes sociales — hoy estamos lejos de Paraguay, Costa Rica y Uruguay, de acuerdo a Latinobarómetro -, donde el 75% de los accesos a Internet se realizan a través de teléfonos móviles inteligentes y las tarjetas de crédito tienen un 68% de penetración (la más alta de América Latina, según un estudio de DatosClaros en 2015), hace ¡33 años! cundía el miedo al avance de la computación en nuestras vidas, como queda demostrado en este reportaje que encontró @hdur del programa Temas, de TVN, del año 1984.

En esta primera parte, se explora el miedo que tienen los santiaguinos de la época no solo a los cajeros automáticos — de acuerdo al reportaje, tienen miedo de sufrir la amputación de una mano, de sentirse tontos al usarlo o incluso ser electrocutados -, sino también a la llegada de los minicomputadores a las empresas y oficinas; en este caso, al Servicio Médico de la Cámara Chilena de la Construcción, donde se instalaron 5. Los empleados sentían que “su trabajo estaba en peligro” y que los “iba a reemplazar”. Un contador cuenta orgulloso que un balance, con una — entonces – moderna estación de trabajo, podía estar listo en 10 minutos, a diferencia de las tres semanas .

“Y pese a lo que muchos piensan, a veces la cantidad de trabajo aumenta con la computarización”, narra María Elena Wood en la segunda parte, como una profecía de nuestros días. Vemos cómo la linotipia y las máquinas de escribir del diario El Mercurio fueron reemplazadas por estaciones de trabajo, cuyo poder es hoy comparable al de un smartwatch.

Para cerrar, dos visiones opuestas. Luis Alberto Ganderats, histórico director de la Revista del Domingo y Muy Interesante, dice que “no le gusta la pantalla que tienen” los computadores, y declara no querer usar “esas máquinas infernales que parecen flippers” para trabajar, al tiempo que ofrece algo de futuro: “la tecnología va a esclavizar al hombre”. Nicolás Luco — uno de los pioneros del periodismo de tecnología en Chile – se adelanta casi un lustro a Steve Jobs con su conclusión: “Es un acelerador del cerebro”.

Gracias, Andrés Sanhueza.

Temas
1984TVN
chat_bubble_outlineMostrar comentarioskeyboard_arrow_down
Hoy en Doblepunto