¡Hola, amigos de Reviú! Hemos unido fuerzas con 8Gigas y ahora somos Doblepunto.
ReviewsSmartphones

Review: Huawei Mate 9

René A. Morales

La triste y explosiva historia del Note 7 de Samsung dejó un vacío importante en el segmento de los teléfonos grandes este año, y Huawei, terceros en la venta de smartphones a nivel mundial, no iba a perderse la oportunidad de llenar ese vacío con un equipo que incluye absolutamente todo lo que la compañía tiene para ofrecer. Este es el Huawei Mate 9.

Diseño y pantalla

Partimos por el diseño. Si hace algunos meses dije que el P9 era el teléfono más atractivo del 2016, la verdad es que Huawei se ha superado con creces. El cuerpo está construido en su totalidad de metal y vidrio, pero es extremadamente firme y con un peso de 190 gramos, se siente duradero y sustancial. El panel trasero cuenta con una ligera curvatura, que ayuda a que se sienta más orgánico en la mano. Y los bordes, biselados y con un acabado cepillado brillante, contribuyen mucho al agarre. Es casi idéntico en dimensiones al iPhone 7 Plus, a pesar de sus 5.9” de pantalla, casi media pulgada más que el iPhone.

Hablando de la pantalla, aquí tenemos un panel IPS con resolución 1080p, que según Huawei, es más que suficiente para un teléfono, y la verdad es que estoy de acuerdo. Es una pantalla muy nítida, con buenos colores y ángulos de visión. Además, alcanza muy altos niveles de brillo, por lo que el uso bajo el sol no es un problema. Por el precio, me hubiese gustado ver un panel AMOLED, pero puede que esa sea mi costumbre a los negros profundos y los colores saturados de mi Galaxy S7.

Rendimiento y software

Por otra parte, el rendimiento es de los mejores que he visto en un equipo Android. De la mano de 4 GB de RAM y el procesador Kirin 960, fabricado en casa por la misma Huawei, las aplicaciones abren casi al instante y el multitasking es fantástico. Del mismo modo, las aplicaciones más intensivas en GPU, como edición de fotografías o juegos en 3D, corren sin sudar una gota. Puntos extra para el Mate 9 por no ser propenso a recalentarse.

El equipo cuenta con Android 7.0 Nougat, así que incluye las últimas novedades del sistema operativo, como las notificaciones mejoradas y la multitarea a pantalla dividida. La capa de Huawei, EMUI, sigue estando presente, esta vez, en su versión 5.0. Afortunadamente y a diferencia de lo que pasaba con el P9, ya no parece ser un obstáculo para el rendimiento del teléfono, y aunque trae algunas apps y opciones de sobra, no entorpecen la experiencia de usuario.

Lo que sí me molesta es el afán por realizar modificaciones estéticas a casi todos los elementos del sistema, lo que tiene como resultado un diseño de interfaz inconsistente. Este no es un problema exclusivo de Huawei, pero me gustaría que los fabricantes dejaran de intentar arreglar lo que no está roto, especialmente en software, que no es su especialidad.

Vale mencionar también: la latencia entre el toque y la reacción del teléfono, un problema común en los equipos Android, es muy baja y está a la par con los iPhones. Esto es algo que Huawei ha aprendido a dominar sin problemas.

Doble cámara

El Mate 9 cuenta con un sistema de doble cámara firmado por la alemana Leica que es muy similar al del P9, con un sensor en colores y otro monocromático que funcionan en conjunto para, en teoría, sacar mejores fotografías. Las grandes diferencias son el aumento de megapíxeles en el sensor monocromo, de los 12 a los 20, y la inclusión de estabilización óptica.

Cuando usamos los 20 megapíxeles y estamos en buenas condiciones de luz, tenemos imágenes muy detalladas y con colores fieles a la realidad, aunque el rango dinámico no es el mejor y constantemente tiende a reventar las zonas brillantes. En escenarios de baja luz el resultado es inconsistente: a veces tenemos muy buenas imágenes, pero el enfoque automático tiene problemas de precisión, dando como resultado imágenes levemente borrosas.

La cámara monocromática captura detalles que el sensor regular no puede, y si queremos fotografiar escenas con contrastes interesantes de luz, podemos terminar con fotos realmente llamativas. Además, el segundo sensor agrega la opción de apertura virtual, que nos permite manipular y exagerar el nivel de desenfoque del fondo, pero a menos que sea en condiciones ideales, los resultados tienden a verse un tanto artificiales.

Finalmente, la interfaz de la cámara no es de mi agrado. La aplicación es un poco lenta en comparación al resto del equipo, y los menús están saturados con opciones que vuelven la experiencia un tanto confusa. Eso sí, para los que saben, hay una abundancia de controles manuales, tanto en la captura como en el postproceso, con los que puedes lograr la imagen perfecta. Pero en lo personal, prefiero hacer el menor esfuerzo posible cuando tomo fotos con mi teléfono – algo que los Galaxy S e iPhones tienen bien resuelto.

Autonomía, huellas y audio

El apartado de la energía es, sin duda, mi favorito – simplemente porque no tuve que prestarle mucha atención. El Mate 9 tiene unos despampanantes 4000 mAh de batería, y con una carga completa, tuve casi 2 dias de uso normal. El equipo se carga a través de USB tipo C, y en la caja encuentras un SuperCharger que te llevará al 50% en sólo 30 minutos. Las optimizaciones hechas en EMUI y la resolución conservadora de la pantalla deben haber influido bastante en este aspecto, así que kudos a Huawei por las buenas decisiones.

Huawei ya nos tiene acostumbrados a los que son los mejores lectores de huellas del mercado, y el Mate 9 no es la excepción, con un sensor ubicado en la parte trasera, en la posición ideal para tu dedo índice, y que es extremadamente rápido y preciso.

Mención honrosa también a los altavoces estéreo, que suenan muy bien y muy fuerte, y a menos que los tengas al volumen máximo –que es un montón– permiten apreciar con buena claridad los tonos bajos, ideal para escuchar música o ver alguna película en esa pantalla gigante. De todos modos, Huawei ha tomado la decisión correcta y el equipo incluye un puerto de audífonos de 3,5mm.

Lo único que eché de menos, pero cuya omisión entiendo, es la resistencia al agua. Es difícil volver atrás después de estar acostumbrado a usar el teléfono en la ducha y en la piscina sin miedo.

En conclusión…

El Mate 9 de Huawei es probablemente la mejor opción si lo que buscas es un teléfono grande y potente, siempre y cuando estés dispuesto a acostumbrarte a las complejidades de EMUI y a tomarte un poco más de tiempo para lograr la foto perfecta. Si logras superar esos obstáculos, te encontrarás con un equipo hermoso, rapidísimo, con una gran experiencia multimedia y con una batería absurda. A un precio de $580.000 pesos en retail, es, además, uno de los flagships más baratos que puedes encontrar.

chat_bubble_outlineMostrar comentarioskeyboard_arrow_down
Hoy en Doblepunto