¡Hola, amigos de Reviú! Hemos unido fuerzas con 8Gigas y ahora somos Doblepunto.
ReviewsWearables

Apple Watch Series 2

José Ignacio Stark

A ver, déjame ver eso que tienes en la muñeca, me dicen cada vez que me ven con él puesto. No voy a negar que el Watch es por todos lados la pieza de tecnología más llamativa salida de Cupertino: una que tenía versión de oro (y ya no), que se suponía que iba a reemplazar a tu teléfono (con la Series 3, que arribará a Chile sin esta función), y sin lugar a dudas, la que genera más curiosidad; tanto de quienes lo pretenden, de quienes lo usan a diario y de los mirones que lo ven puesto.

Debo aclarar, eso sí, que el rosario de preguntas viene desde hace tiempo. Compré, incauto, la primera edición del smartwatch de Apple y pagué el precio de ver como watchOS creció, evolucionó, creó y recreó las funciones de la corona digital y del botón de encendido, y otros ajustes que hicieron que mi Series 1, que hoy yace descargado, repitiera en innumerables ocasiones este mismo status.

Hablar entonces de relojes inteligentes es complicado, porque estos escenarios no son nuevos: la banda deportiva que me regaló (?) mi Isapre, si bien es una de las más precisas a la hora de medir actividad y sueño, yace tirada por compleja de sincronizar y ser ultradependiente de una app; el Gear S3 Frontier de Samsung, si bien es el mejor smartwatch para alguien que usa Android, aún cojea en soporte de apps y funciones básicas. Y dentro de todo este pequeño espacio en el que estamos, el Apple Watch lo logra al final del día.

A la mano

Sí, sabemos que para que usarlo tienes que tener un iPhone. Y precisamente, sabiendo que tratar de conquistar con vano afán a alguien que no quiere salir de Android es tiempo perdido, aparece la virtud que lo hace funcionar: la integración entre hardware y software del ecosistema de Apple.

Es así que he sido capaz de dejar más el teléfono en el bolsillo o lejos para, por ejemplo, contestar una notificación de WhatsApp (que ojo, no tiene una app dedicada) dibujando letras en la mini pantalla con precisión, o dictándole a Siri, que ahora habla de vuelta; pude contestar llamadas, no sin dejar de hacer el ridículo hablándole a mi brazo en plena Plaza Italia. Además, registró muy bien lo mucho que me cansé bajando el cerro San Cristóbal con uno de sus tantos programas de ejercicios y el nuevo GPS incorporado. Al final, tenerlo puesto se ve —y se siente— como estar un poco en un futuro tipo Los Supersónicos.

Me quejé de la batería de la Serie 1, pero acá me he visto cargando el aparatito al menos una vez cada dos días. Algo que no podía hacer con él, aparte de ducharme sin sacármelo, era dormir con el asunto puesto para trackear lo poco que duermo: acá, lo logro —con la ayuda de Autosleep— porque la batería del reloj de 42mm que estoy probando es ligeramente más amplia que la del modelo de 38. Pero Apple promete hasta 18 horas en ambos, y se cumple.

Me pareció simpático entrar a la piscina con el Watch sabiendo que no se iba a morir. La resistencia mejorada al agua funciona perfecto, y para sacar el remanente desde el interior de la caja de aluminio/acero/cerámica hay un modo activable desde el centro de control que te recomiendo usar lejos de alguien que duerma. Quizá este era el único paso faltante para que el uso diario lograra sentirse realmente natural.

En resumen

Mira, no te voy a mentir: no es perfecto, y sí, tienes que usarlo con un iPhone, pero… ¿Sabes? El Apple Watch se acerca a lo que simplemente debería ser un reloj inteligente en 2017. Y que esto sirva como aliciente a optar por un Series 2, que está bien para alguien que quiere aventurarse a llevar algo más que la hora en la mano.

Lamentablemente, la Series 3 —que debutará una semana después del iPhone 8 y 8 Plus en Chile– no la podrás disfrutar al máximo, dado que las telcos aún no se adaptan a que una eSIM pueda funcionar en redes nacionales, por lo que por ahora tus chances de hacer y recibir llamadas mientras estás alejado de tu teléfono son virtualmente inexistentes.

Entonces, con precios que arrancan desde los $280 mil (incluso menos para las últimas unidades), $10 mil más para el modelo de entrada de la Series 3, y mirando el ecosistema disponible en Chile, es difícil no pensarlo. Porque alguna vez los wearables tenían que mostrar signos de madurez, y recién ahora puedo llegar a creer que sí, eso puede ser posible.

Temas
AppleApple Watchsmartwatch
Te recomendamos
iPhone X: Precios y dónde comprarlo en Chile
Toda la información actualizada: precios de iPhone X con plan y liberado, y la disponibilidad en importadoras, compañías de teléfono y reseller...
Apple Watch Series 2
$289.990
Lo bueno
  • Resiste el agua
  • Batería de más de un día en uso normal
  • Recibe llamadas sin chip LTE
  • watchOS funciona y hasta sorprende
  • GPS, para entusiastas del deporte al aire libre
Lo malo
  • Precio en dólar por mil
  • Necesitas tener un iPhone
chat_bubble_outlineMostrar comentarioskeyboard_arrow_down
Hoy en Doblepunto